La Historia es la Ciencia que tiene como objeto de estudio el pasado de la humanidad y como método el propio de las ciencias sociales. Se denomina también historia al periodo histórico que transcurre desde la aparición de la Escritura hasta la actualidad.

La Constitución Española de 1978 es la norma suprema del ordenamiento jurídico del Reino de España, a la que están sujetos los poderes públicos y los ciudadanos de España.
Su título preliminar proclama un Estado social y democrático de Derecho que propugna como valores superiores del ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. Así mismo, se afianza el principio de soberanía popular, y se establece la monarquía parlamentaria como forma de gobierno.

La Segunda República Española fue el estado democrático y republicano que existió en España en el período que abarca desde el 14 de abril de 1931, fecha de proclamación de la misma y de la salida de España del rey Alfonso XIII, al 1 de abril de 1939, fecha de la victoria definitiva del bando insurgente en la Guerra Civil Española que siguió al golpe de estado del 17 de julio de 1936.
Durante este periodo se llevaron a cabo diversas reformas, como la agraria, pero que en la mayoría de los casos no cumplieron con las expectativas. A la par, la falta de progreso acrecentó también paulatinamente el malestar del proletariado. Tras múltiples huelgas, levantamientos populares (p.ej. Revolución de Asturias) y cambios de mano en el poder, se produjo un levantamiento por parte de militares descontentos el 17 de julio de 1936 que desembocó en la Guerra Civil Española.


Observan una historia apasionante:

La captura de Adolf Eichmann


Por Julián Schvindlerman




En mayo de 1960, agentes israelíes lo secuestraron y condujeron a Jerusalén, donde fue sometido a juicio a partir de abril del año siguiente. A lo largo del proceso se leyeron más de 1.200 documentos y se dio voz a más de cien testigos. Finalmente, fue hallado culpable de crímenes contra la Humanidad y contra el pueblo judío: condenado a muerte, fue ejecutado en 1962. Ésta ha sido la única pena capital que ha aplicado el Estado de Israel.

Sus restos fueron cremados y esparcidos fuera de las aguas territoriales israelíes.
***
Antes de la operación ejecutada en suelo argentino hubo otros intentos de hacerse con el criminal. Así, en 1946 los israelíes creyeron detectar a su esposa en Austria: le colocaron una mucama de aspecto ario, pero los intentos de obtener información resultaron vanos. Una década más tarde, en 1957, un sobreviviente del Holocausto escuchó a su hija adolescente hablar de un amigo suyo, un tal Nicolás Eichmann que defendía a los nazis.
El asunto llegó a manos de la Justicia alemana y del Mossad, que, luego de la preceptiva investigación, descartaron el vínculo del joven con el prófugo.


Ni el fiscal ni el superviviente de la Shoá debieron de quedar muy satisfechos de la pesquisa, porque siguieron insistiendo... y en 1960 un nuevo equipo de investigación determinó que, efectivamente, el vínculo existía.
Resumo aquí los hechos del operativo: Eichmann estuvo retenido diez días en una casa bonaerense; luego se le sacó de la Argentina a bordo de un avión de la compañía El Al, que era la primera vez que volaba a tal país –en el marco del 150º aniversario de su independencia–. Los agentes israelíes que se encargaron de capturarlo fingieron durante unos días ser unos pilotos borrachos; de ahí que cuando montaron a Eichmann en un auto con la cabeza tapada no llamaran demasiado la atención...

Cuando se descubrió lo sucedido, la Argentina expulsó al embajador israelí y presentó una protesta formal ante las Naciones Unidas, cuyo Consejo de Seguridad condenó la maniobra del Estado judío por ocho votos a cero. La prensa del mundo árabe defendió abiertamente al criminal nazi; en cuanto a la Argentina, poco a poco fue bajando el tono, dado que el hecho de que hubiera guarecido a un criminal de guerra no era conveniente para su imagen.

La captura de Eichmann supuso un hito en la historia de Israel y en la historia judía. El proceso a que se le sometió abrió la posibilidad de establecer en el Estado judío un debate sobre el Holocausto, algo que no se había producido hasta el momento. Es decir, que las consecuencias de este episodio fueron también de orden sociológico. Además, Israel lanzó al mundo el mensaje de hasta dónde era capaz de llegar para impartir justicia a quienes cometen crímenes contra los judíos.





Psicohistoria: La psicohistoria es una curiosa palabra inventada por Isaac Asimov en su gran serie "Fundación". Isaac Asimov tiene varias series históricas y fue un gran estudioso de la historia.

En la serie de la Fundación, que originalmente no tenía robots, el personaje Hari Seldon desarrolla la ciencia llamada psicohistoria a través de la que podrá lograrse crear un imperio después de 1.000 años. Esta serie tiene su propia versión de los guardianes de la República de Platón en el libro «Segunda Fundación», que perfeccionan y protegen el plan. Cuando Asimov termina de escribir la serie en los años cincuenta, la Segunda Fundación eran presentados como los protectores de la Humanidad. Cuando en los años ochenta revisita la serie, le da un tono aún más explícito al tema paternalista.
En «Los límites de la Fundación» introduce el planeta «Gaia», obviamente basándose en la hipótesis Gaia. Todo animal, planta y mineral de Gaia participan de una conciencia común, formando una super-mente que trabaja conjuntamente para el bien común. Al final de esta novela, el protagonista Golan Trevize debe decidir si permite o no el desarrollo de «Galaxia», una mayor versión de Gaia que abarca toda la galaxia. Además se introduce a los robots en el universo de la Fundación.
Aún así, es en «Fundación y Tierra» donde aparecen los primeros robots de la serie que interactúan con los personajes. Y las posteriores precuelas, «Preludio a la Fundación» y «Hacia la Fundación», exploran su comportamiento con mayor detalle. Los robots se han revelado como ocultos benefactores de la humanidad.